Un pueblo busca crecer


OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Durante mucho tiempo, los habitantes de Ciego Montero han mostrado deseos y voluntad para que el pueblo dé pasos adelante en su progreso económico, social y cultural.

Como enterrado en una espesa llanura, el Consejo Popular Arriete-Ciego Montero no se conforma con ser lo que es: un poblado pequeño, separado por decenas de kilómetros del bullicio y ajetreo citadinos, sin mayor significación que la otorgada por un balneario y una embotelladora de agua mineral reconocidos en todo el país. Sus pobladores aspiran a más, sienten que pueden llegar más lejos. Por eso, con frecuencia semejan quijotes empedernidos que libran batallas perennes contra los molinos de la adversidad.

En no pocas ocasiones, hombres y mujeres de aquel territorio han vuelto públicas sus insatisfacciones, mientras muestran compromiso y determinación para, con el concurso de todos, contribuir al progreso económico, social y cultural de la localidad.

CAMINO A LOS 280

“Camino a los 280”. Tal es el nombre otorgado a la propuesta que esa comunidad diseñó para festejar el aniversario de constituido el Hato de Ciego Montero. El propósito, según afirma Orlando Ventura Rivero, promotor cultural del territorio, radica en incentivar una jornada de trabajo con la finalidad de materializar, para 2019, ciertas demandas de la población en conmemoración del aniversario de constituido el poblado.

“Desde el año 2014, se viene dando cumplimiento a un plan de acciones -centrado en las necesidades espirituales y materiales de los moradores- que permita, desde nuestras posibilidades, arribar a los 280 con metas conquistadas. Estos aspectos han sido valorados en encuentros con todos los grupos poblacionales.

“A través del diálogo, hemos podido apreciar que la población tiene sentido de pertenencia y reconoce a Ciego Montero como uno de los asentamientos más fuertes del municipio de Palmira en el ámbito económico. Los pobladores de aquí nos sentimos orgullosos de la vida en comunidad. Sin embargo, aún quedan elementos por resolver, los cuales no solo dependen de nuestra voluntad, sino del apoyo de los gobiernos municipal y provincial”, comenta Ventura Rivero.

“Estoy consciente de que el gobierno ha incidido en las mejorías a la población. Últimamente hemos visto que, por ejemplo, se solucionó el problema del alumbrado público, el de la carretera también. Pero uno de los planteamientos aún sin resolver es el de la vía de acceso al cementerio, la cual quedó muy mal hecha y obligó a cambiar el recorrido de los fallecidos”, señala Francisco Carvajal Piloto, artista de la plástica y coordinador del proyecto comunitario Con la Luz de los Colores.

“Otra de las dificultades que afectan a todo el mundo es el camino hacia la escuela, pues no hay aceras y las que existen están en mal estado, lo cual puede provocar un accidente. Además, no tenemos señalizaciones que regulen el tránsito, indiquen el máximo de velocidad…Y eso necesita cambiar. Nuestra intención es que las miradas vengan un poco hacia acá y no se vayan hacia otros lugares. Si el gobierno se empeña un poco más, se pueden resolver cosas mínimas”, agrega el también promotor cultural.

A tales planteamientos, suman los pobladores del Consejo Popular otras insatisfacciones como la carencia de una valla identificadora de la localidad, la ausencia de propaganda gráfica o vallas con consignas, la casi nula cobertura para la telefonía móvil, el mal estado de instituciones culturales como el cine Recreo y la Biblioteca, el imperativo de crear una Casa de Abuelos, la necesidad de un Círculo Infantil, entre muchas otras relacionadas con el bienestar de la comunidad.

En la opinión de Osvaldo Macía Cárdenas, uno de los lugareños, la comunidad tiene potencial para dar solución a varios de los problemas. Sin embargo, no sucede así. “Aquí hay muchos habitantes y, por ejemplo, nos quitaron el servicio de laboratorio del policlínico. Ahora tenemos que ir a Palmira, con el trabajo que cuesta. No hay diversión, no hay Casas de Abuelos, aunque existe ya un número considerable de adultos mayores…, no hay actividades para los viejos. Estamos como aguantados…”, manifiesta.

Similar parecer vierte Rafael Correa Álvarez. “A veces tenemos pacientes ancianos y no encontramos en qué sacarlos. Antes había ambulancia, pero ya no. El policlínico, la placita, el parque…, lo hicimos con el concurso de todos, en trabajos voluntarios y hoy no vemos apoyo para mejorar esas cosas”, agrega.

CON LA LUZ DE LOS COLORES Y TODAS LAS MANOS, TODAS

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuenta Consuelo Cabrera Fernández, historiadora de la localidad, que desde su fundación la vida sociocultural del hato de Ciego Montero estuvo caracterizada por la realización de canturías, velorios, verbenas…En ese poblado nacieron no pocas agrupaciones musicales. De ahí surgieron también poetas y artísticas de la plástica de renombre. Esa afición a las artes perdura hasta hoy y se palpa en el fuerte movimiento de aficionados con que cuenta el actual Consejo Popular.

La filial de la Biblioteca Municipal de Palmira, nacida en respuesta a reiterados planteamientos de la población, junto al Cine Recreo, la institución cultural más antigua de la comunidad, resultan escenarios para disímiles actividades donde prima la cohesión de casi todos los actores socioculturales de la comunidad. Expresión de esa amalgama es el proyecto Con la Luz de los Colores, que de cierta manera ejerce el papel de una Casa de Cultura, inexistente allí.

“Hoy por hoy, la Casa de la Cultura en Palmira considera que el proyecto está jugando un papel importante dentro de la comunidad. Uno de los logros es precisamente la unión de diferentes factores: integrantes de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, promotores culturales, dirigentes del Consejo Popular, la FMC, los CDR. Sin embargo, considero que los sindicatos deberían sumarse más. Todavía no lo hacen, a pesar de que se citan, se convocan a las actividades…Aun no toman plena conciencia de la importancia de estar unidos para conseguir el objetivo que es el desarrollo socio-cultural, comunitario, de nuestro territorio, lo cual conlleva un bienestar social, espiritual, más que material”, afirma Carvajal Piloto.

Según informa, este proyecto cuenta con la asesoría metodológica de la UNEAC de conjunto con el Centro de Intercambio y Referencia sobre Iniciativas Comunitarias (CIERIC). Importantes premios y reconocimientos a nivel nacional avalan su desempeño.

“Pese a estar distantes de Cienfuegos y ser un territorio pequeño, tenemos gran incidencia en los eventos culturales en el municipio y la provincia. Por ejemplo, desde hace unos años la Jornada de Tradiciones se ha convertido en un gran suceso. No solo se limita al 13 de mayo, día del ciegomonterense, sino que lo ampliamos a una semana con el apoyo de la dirección municipal de Cultura”, comenta Ventura Rivero.

Tal como expresa, una prueba de la incorporación de las entidades locales al accionar comunitario fue la realización del Festival del Agua, “una idea en la que está imbricada la Embotelladora de Agua Ciego Montero, que nos apoya en lo que necesitamos. También nos respaldó el gobierno.

“El evento tuvo como objetivo contribuir a la educación ambiental y a concientizar a la población sobe la necesidad de preservar el agua, teniendo en cuenta que tenemos en nuestro territorio la mejor agua de Cuba, como dice la etiqueta de las botellas de agua mineral, y el balneario. Con esos tesoros, cómo no contribuir a preservar ese preciado recurso”, agrega el promotor cultural.

Además de las diferentes actividades desarrolladas, como el evento regional del CIERIC, los ciegomonterenses cristalizan la idea de crear el “Festival Berto Morales in Memoriam”, en homenaje al poeta local, fallecido en octubre de 2015. “Somos un equipo unido, con ganas de trabajar. Por eso los resultados”, precisa Ventura Rivero..

De acuerdo con los entrevistados, Arriete-Ciego Montero tiene potencialidades para desarrollarse más. “Partiendo de los centros económicos existentes aquí, considero que si parte de esa economía se quedara, se empleara para intervenir directamente en los procesos de la comunidad, el desarrollo social, intelectual, psicológico podría mejorar e incidir directamente en la población. Esto conduciría a mayor bienestar, mientras enriquecería la producción artística, pues a veces no tenemos los recursos suficientes para realizar nuestro trabajo, poder atender a los niños aficionados. Los organismos, empresas, cooperativas, pueden arrojar directamente beneficios a la población”, opina Carvajal Piloto.

Coincide con él Arasay Ruiz Quintana, instructora de la especialidad de Artes Plásticas. “Agradeceríamos que los factores de la economía se unieran más a este empeño y contribuyeran con recursos. A veces no tenemos ni un trozo de cartón, un lápiz, o una hoja…. Recibimos apoyo de la embotelladora, pero en ocasiones nos vemos frenados. Sería muy bueno poder financiar un poco nuestro trabajo. De aquí siempre han salido pintores, siempre ha habido mucho talento en las artes plásticas”, argumenta.

En la opinión Efrén Sánchez Abreus, presidente del Consejo Popular, el territorio tiene capacidad para crecer, hacerse mejor. “El pueblo responde, sin ningún tipo de problemas”, afirma.

Respaldan su parecer las palabras de Carvajal cuando expresa que en esa comunidad existe un amplio liderazgo. “Hay líderes, en la cultura, el deporte, los CDR, personas capaces de arrastrar a los demás, convocan y la gente responde. Gracias a ese liderazgo, hemos podido lograr cuanto hemos alcanzado aquí”, precisa.

Crecer, conseguir un mayor bienestar configuran la meta de quienes viven en Ciego Montero y así lo resume la biliotecaria Inés María Morales Monzón: “los pobladores de Ciego Montero lo que pedimos es ser reconocidos no solo por el agua mineral sino por otras labores. Nosotros estamos dispuestos a trabajar, pero necesitamos la ayuda de otros organismos”.

 

El aire del maestro


_DSC0521

Tenía 12 años cuando el bichito del magisterio se le instaló en el cuerpo. No debió medir largos centímetros y, sin embargo, creció según la medida de su entusiasmo y determinación cuando, sin reparar en su edad infantil, se enroló en la Campaña que inundó de luz los rincones oscurecidos por el analfabetismo en Cuba. Galván. Pablo Ramón Galván Vigo supo desde entonces que sería maestro.

Lo reconoce durante una charla que hemos acordado bajo la excusa de saberlo galardonado con la Orden Lázaro Peña de II Grado, otorgada por el Consejo de Estado a propuesta de la Central de Trabajadores de Cuba y la Distinción Hijo Ilustre de la Ciudad. Pero tales reconocimientos, últimos en una nutrida lista, son solo pretextos para llegar a este “cienfueguero de pura cepa”, director, desde hace más de siete lustros, de la emblemática escuela Guerrillero Heroico.

Nos recibe afectuoso en una oficina sencilla, alejada en tamaño y confort de la que yo había imaginado para un centro educacional con el renombre de ese al cual dirige. “La prefiero así –responde al comentario del fotógrafo-. Si fuera más grande, estaría también más ocupada todo el tiempo”. Sus palabras no cargan la insinuación de quien levanta murallas entre sí y el mundo, sino de quien prefiere no ser distraído de sus ocupaciones. “Director, permiso….”, de vez en cuando algún alumno irrumpe en el lugar y deja ver, así, que Galván es un dirigente accesible.

Pudo ser médico, arquitecto, escritor…pero la profesión de educador lo eligió primero. Revisita las grutas de la memoria y se ve otra vez en la finca Las Carolinas, allá en El Hoyo, en Manicaragua, donde Bernardo Santiago Guillén y su familia lo acogieron como al más pequeño del hogar, cuando formaba parte de la brigada Conrado Benítez y había llegado a aquél sitio a compartir la dicha que otorga el ser capaz de leer y escribir. Continue reading El aire del maestro

Obama, la primavera y Cuba


1455763256_403529_1455786759_noticia_fotograma
Obama se reunirá con Raúl Castro en La Habana

 

El anuncio el pasado febrero de que el presidente estadounidense Barack Obama visitará a Cuba ha recorrido al mundo para sorpresa de no pocos. Al parecer, el 21 de marzo, por esta vez, no solo señalará el inicio de la estación primaveral, sino también un nuevo hito en la historia de las relaciones entre la nación caribeña y su vecino norteño. Luego de 88 años, el actual será el primer inquilino de la Casa Blanca en venir a la lsla durante su período de mandato y lo hará en circunstancias diferentes a las de su antecesor Calvin Coolidge.

No se han hecho esperar las conjeturas en relación con la futura presencia de Obama en el país. Durante más de medio siglo, las sucesivas administraciones de los Estados Unidos han mantenido con este archipiélago una política de Guerra Fría, cuyo exponente más agresivo radica en el injusto bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington. De ahí que la presencia del saliente mandatario estadounidense añada un interesante y nuevo capítulo al proceso de deshielo iniciado el 17 de diciembre de 2014.

Obama ha reiterado que sus pretensiones de llegar a Cuba persiguen un cambio y representa una mano extendida hacia la Isla vecina, gesto con el cual sella décadas de trato hostil. Con este paso, apenas a un año de decir adiós a la Oficina Oval, el mandatario estadounidense pasará a la historia como el presidente que rompió con medio siglo de discordias y distanciamientos, y abrió un nuevo camino en los vínculos entre ambos países. Continue reading Obama, la primavera y Cuba

Si el bebé llama a la puerta (Parte II)


Léalo también en: http://www.5septiembre.cu/sociedad/item/60290-si-el-bebe-llama-a-la-puerta-parte-ii-y-final

El apoyo familiar y social que reciben las parejas en edad de reproducirse influye en la cantidad de hijos a tener. He aquí algunas miradas a esta cara del tema de la fecundidad en nuestro país.

canastilla Por fin llega el momento de abrir la puerta a la maternidad. Un nuevo camino aparece ante la pareja, una vereda donde no faltan escollos. Convertirse en padre y madre se torna una amalgama de alborozo y preocupación. “Llegó la cigüeña, ¿y ahora qué? ¿Cómo afrontar la canastilla, la alimentación, el espacio que necesita el bebé dentro del hogar…?”

Interrogantes similares acuden a la mente de no pocas personas en el país. Varias consideran que si bien las circunstancias económicas no determinan, en la mayoría de las ocasiones, el primer parto, sí lo hacen en el caso del segundo. Aquella máxima: “donde come uno comen dos” no resulta fácil de cristalizar en la práctica y propicia que, aun cuando el ideal de casi todas las parejas sean dos hijos, opten por tan solo uno.

“Yo siempre quise tener dos niños y lo logré, pero mirando la situación económica y el trabajo que se pasa, sinceramente cualquiera se queda con uno nada más. Los alimentos, la ropa….luego van creciendo y llegan a la escuela. Entonces se vuelve una pesadilla lo de las mochilas, los zapatos, las medias, la merienda…”, afirma la cienfueguera Maylín Maso Guerra.

Similar opinión ofrece la joven periodista Darilys Reyes Sánchez. “Una reflexiona sobre las condiciones, siempre quiere tener al menos un respaldo en cuestiones materiales a la hora de asumir el reto de la maternidad. Los gastos van a aumentar y entonces ¿de dónde saca el dinero?

“También está lo de la infraestructura: un techo o al menos un espacio donde ya no serán dos sino tres. ¿Qué ofrecerle a ese nuevo ser en cuanto a lo que una entiende por comodidad? Una siempre piensa en estar un poquito mejor, en prepararse más, porque el susto económico es mayor que el psicológico cuando va a ser madre. Si recién graduada, trabajando, no te alcanza el salario para determinadas cosas, imagínate con un niño, ¿cómo le hacemos? Hay que buscarse otra fuente de ingresos, trabajar el doble, el padre, la madre, que ayude todo el mundo…”, asevera. Continue reading Si el bebé llama a la puerta (Parte II)

Si el bebé llama a la puerta (PARTE I)


Léalo también en: http://www.5septiembre.cu/sociedad/item/60256-si-el-bebe-llama-a-la-puerta-parte-i

nueva vida

La situación demográfica cubana actual, marcada por un significativo envejecimiento poblacional constituye un asunto de interés prioritario para el país. Inciden sobre el fenómeno los bajos niveles de fecundidad registrados aquí desde hace décadas. He aquí una mirada a las diferentes causas y los posibles paliativos para este problema.

A veces se siente como un bicho raro, una criatura inusual. Le resulta difícil despojarse del sentimiento de culpa ante la interrogante persistente del esposo, la familia, los amigos. Todos esperan de ella aquello para lo cual aun no se siente preparada, aunque lo quisiera. Pasa de los ’30, mas no alcanza a consumar el proyecto de vida que soñó: estudios universitarios, consolidación de una carrera, superación profesional, casa propia, solvencia económica. “Todavía no es el tiempo para bebés, pero…¿cuándo llegarán?”.

La pregunta vuela con el viento y no solo sacude a esa cienfueguera. Decisiones, o dudas, como la suya influyen en los niveles de fecundidad del país, situados por debajo del reemplazo desde el año 1978. Aunque dicha variable demográfica ha tenido posteriores oscilaciones, nunca ha superado ese límite y ello preocupa a especialistas, decisores y otros actores sociales, dada la incidencia del fenómeno sobre el envejecimiento poblacional, al condicionar menos nacimientos y, por tanto, la incorporación a la vida fértil de un número más reducido de mujeres.

Adiós para siempre dijeron cubanos y cubanas al boom demográfico de los años ’60, quizás porque en esa misma época las parejas comenzaron a tener mayor acceso a los métodos anticonceptivos y, por consiguiente, más facilidad para decidir sobre la cantidad de hijos.

De acuerdo con Immer Ramos Reyes, jefe del departamento de Demografía y Censo de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) en Cienfuegos, tal factor trajo consigo que desde hace más de tres décadas la mujer tenga menos de dos hijos. “Pero eso es una tendencia de la modernidad y en los próximos años se va a mantener baja la Tasa Global de Fecundidad, pues la proporción de nacimientos de hembras ronda el 0.8 por ciento.

“Hoy en Cuba hay solo de 120 a 125 mil nacimientos por año. La provincia registra poco más de 4 mil 100 y la cifra, unida a la filosofía de familias más pequeñas, se traduce en una disminución del volumen de personas que tendrían la posibilidad de tener descendencia en el futuro. Los países desarrollados presentan una situación semejante”, afirma.

Declaraciones en audio de Immer Ramos Reyes

Al decir de la Dra Sara Hernández Malpica, profesora consultante de la Universidad Médica de Cienfuegos, el mantenimiento de la fecundidad en niveles bajos durante un período prolongado provoca un aumento en la proporción de la población de 60 años y más y ello entraña un reto para sectores claves como los de Salud, Economía, Educación, Seguridad y Asistencia Social.

Como de un viejo problema en un nuevo contexto califican los especialistas a la situación demográfica cubana actual, caracterizada por un crecimiento nulo o estable de su población. Aunque apareció en Europa hace más de 50 años, la presencia del fenómeno ahora en un país en desarrollo como el nuestro, constituye una circunstancia inédita, al no existir aquí realidades de gran envergadura como desastres, epidemias letales de altas proporciones o conflagraciones bélicas, entre otras, que lo justifiquen. Continue reading Si el bebé llama a la puerta (PARTE I)

La Enfermería también se expresa en masculino


Reunión Nacional de enfermería en la Facultad de Ciencias Médicas

Vladimir Barco Díaz sabe de noches en velas, en lidia constante contrala agonía y el dolor. Fue en la adolescencia cuando comenzó una relación de amor con su profesión: la Enfermería y, aunque ese matrimonio supera los 34 años, no resultan pocos los escollos que ha debido sortear en virtud de conducir la nave de su vocación hacia puertos seguros.

¿Cómo surgió en ti la idea de estudiar esa carrera?

“Estando en la Secundaria, médicos y enfermeros fueron captando muchachos para un Círculo de Interés de enfermería. Venían una o dos veces a la semana al policlínico del Área No.2 y con ellos aprendimos a tomar la presión y otras tareas…poco a poco me fue gustando. Hasta ese momento no tenía idea de sobre qué trataba la profesión. No había enfermeros en aquella época; fue entonces cuando por primera vez entraron hombres a la carrera…Así comenzó todo”.

¿Resultó difícil insertarte en una ocupación tradicionalmente femenina?

“Sí. Fue duro enfrentar los prejuicios, incluso, de los propios compañeros de aula, los vecinos… Pero tuve el apoyo de mis padres, quienes habían trabajado en el Hospital Provincial y estaban familiarizados con las labores del personal de la Salud. Y nada, lo asumimos con valentía y todo salió bien”. Continue reading La Enfermería también se expresa en masculino

“Yes, I do” es posible


english Siempre ha llamado mi atención la apatía con la cual no pocos de mis coterráneos reciben las lecciones de Inglés durante su período estudiantil. La lengua de Shakespeare y Faulkner resulta poco atractiva a más de uno y los “no me gusta para nada”, “no me entra”, “no la entiendo” aparecen como excusas perfectas ante la reticencia a estudiarla.
Sin embargo, una información difundida a inicios de septiembre activa la alarma entre quienes esquivan el aprendizaje de dicho idioma: en un futuro cercano, será requisito indispensable para graduarse de la Enseñanza Superior demostrar dominio de ese habla.
De acuerdo con Rodolfo Alarcón, titular del Ministerio de Educación Superior, la normativa entrará en vigor luego de crearse condiciones propicias para ello pues la asignatura dejará de ser obligatoria, se impartirá a modo de cursos y se facilitarán recursos informáticos que fomenten la formación autodidacta, por lo cual corresponderá a los educandos procurarse los mecanismos para desarrollar competencias en ese idioma. Continue reading “Yes, I do” es posible

El poder de la conexión


Sala de navegacion en Cienfuegos, Cuba.
Sala de navegacion en Cienfuegos, Cuba.

Algunos cubanos y cubanas vislumbran ya, por fin, las primeras luces que poco a poco desplazan la oscuridad infocomunicacional bajo la cual han vivido. El servicio Nauta en diferentes salas de navegación y el más reciente, de Wi-Fi, comienzan a quitar el cariz de privilegio de unos cuantos a la navegación por la red de redes en Cuba. Basta con ver la creciente afluencia de personas a tales espacios para constatar cómo, pese a los precios todavía altos, hombres y mujeres acuden a ellos con el ánimo de saciar la sed de conexión acumulada por años.

Sin embargo, todavía quedan innumerables escollos por sortear en virtud de lograr aquí una utilización universal (que abarque a todas las personas, en todas partes) de la web y otras prestaciones en el campo de las Tecnologías de la Informática y las Telecomunicaciones (TICs). Resultaría insensato olvidar el peso del bloqueo impuesto por los Estados Unidos a la nación, o el lastre que significan las desfavorables circunstancias económicas de la Isla para el desarrollo de las TICs. La creación de la infraestructura y la inversión en el sector se han visto entorpecidas por esos factores. Continue reading El poder de la conexión

“Las mujeres no tenemos límites”


DSC_9992Experimentaba el placer del canto compartido. Se sentía dichosa al poder expresar el alma con la voz. La música, el coro, constituían sus grandes pasiones, hasta que eventualidades de la vida pusieron a prueba esa capacidad y hubo de encontrar otros derroteros a su fuerza creativa interior.

Yolanda Fajardo Rodríguez conoce bien que la queja o el quedarse de brazos cruzados de poco sirven ante la adversidad. Cantante coral durante décadas y hablante de varios idiomas, un día se vio obligada a cambiar el curso de su quehacer y lo hizo con determinación, sin miedos. Desde entonces se cuenta en la nómina de Trabajadores por Cuenta Propia de la provincia para su beneficio y el de la sociedad.

DE LA VOZ A LAS MANOS: OTRA FORMA DE GANARSE LA VIDA

“¿Tornera?, ¿fresadora? Ni lo uno ni lo otro. Soy una atrevida, lo que hago es un desafío. He tratado de continuar la obra de mi padre, que era el talento: ingeniero mecánico, anirista, creador… Empecé por ayudarlo, allá por los años ’90 y cuando él falleció, en el ’98, saqué patente. Ya presentaba dificultades con la voz, por problemas de salud, y me di cuenta de que esto me daba más que ser cantante.

“En aquella época una labor así parecía una cosa extraña, casi no había licencias y no era usual ver a una mujer trabajando en un torno o una fresa. Era raro y llamaba la atención. La mayoría de los inspectores dudaban de que fuera yo quien confeccionara las piezas. Tuve mucha presión al respecto, me vigilaban, me inspeccionaban, me cuestionaban….hasta que fui felicitada por cada uno de ellos.

“En ocasiones me veo ante retos muy grandes, extremadamente difíciles. Muchas veces logro vencerlos y eso me da tremenda satisfacción, porque generalmente son equipos sin solución en Cuba. Pero reconozco cuánto me falta por aprender. Cada pieza nueva me lleva a conocer un mundo de cosas diferentes. Descubro posibilidades, herramientas, recursos para hacerlas. También aprendo con todo profesional que se me acerca, me sugiere, me indica, me asesora de manera altruista y bondadosa…”, comenta Yolanda.

Esta cienfueguera se dedica a la fabricación de piezas para electrodomésticos e incluso para equipos de alta precisión como microscopios, fotocopiadoras, impresoras, cajas registradoras, piñones para mezcladoras, equipos de audio, máquinas eléctricas de moler carne, lasqueadoras, procesadoras de alimentos, teatro en casa, entre otras.

“La mayoría son importados, por lo que hay demasiada variedad. De ahí mi regocijo al poder satisfacer las expectativas de quienes vienen a buscar ayuda. Trabajo en mi casa. Los aparatos son diminutos y muy primitivos, hechos por mi padre de una manera sencilla, para que yo pudiera operarlos también”, explica.

ENTRE PREJUICIOS Y APTITUDES

No resultaron poco los prejucios que debió vencer Yolanda cuando comenzó su negocio, un desempeño atípico entre la población femenina. Tuvo miedo, pero lo dominó con tenacidad para abrirse paso en un universo, con frecuencia, hostil.

“Al principio me asusté mucho cuando me vi sola en este quehacer. Realmente me urgía trabajar, cuidar a mi mamá, mi hijo de catorce años. Necesitaba mejorar mis ingresos. Por tanto, emprendí esto con manos y dientes, pues tenía que salir adelante. Llegué a hacer cosas que -luego descubrí- mi padre había hecho antes y yo no lo sabía. No lo hice con su perfección, pero lo logré y eso fue dándome valor, confianza en mí misma y la seguridad necesarias para continuar el trabajo. Y levanté la economía, no solo para mí, sino para toda mi familia.

“El trabajo es rudo, sucio… me he estropeado mucho las manos, no puedo usar uñas largas ni estar vestida de ‘mujer’, quiero decir, con ropas finas, tacones altos, como antes, pues esta labor requiere del uso de ropa vieja, que pueda estropearse, mancharse de grasa…Algunos hombres me miran extrañados cuando llegan a la casa y ven a una mujer detrás de la fresa. Pero cuando me tratan, se dan cuenta que no he perdido ni perderé jamás mi feminidad. Me encanta ser mujer y estas dificultades me han hecho crecer en la vida, ver las cosas de manera diferente. Como nunca más he podido hacer lo que amaba, le pongo mucha pasión a esto y eso me da ánimos para mantener viva la tradición iniciada por mi papá.

“A pesar de los espacios conquistados por nosotras en el ámbito social, queda mucho prejuicio todavía. Algunos no pueden entender que las mujeres somos capaces de emprender cualquier desafío y, de hecho, no tenemos límites para afrontar la vida. Somos valientes, competentes, tenemos un mundo de habilidades, capacidad creativa, imaginación, algo de lo cual muchas no se dan cuenta y por eso quiero exhortarlas a que no se amedrenten, enfrenten la vida y confíen en sus ilimitadas fuerzas. …

“La FMC otorga importancia a la incorporación femenina a todas las esferas de la sociedad. En mi opinión, toda labor, sea estatal o privada, es significativa, aporta al desarrollo, abre posibilidades. Considero vital el apoyo de la Federación a dicha participación y el incentivo para que las jóvenes inactivas accedan al empleo, así como para que las personas de mi edad o mayores, que permanecemos en casa por cuidar a un anciano o por una dificultad familiar o de salud, tengamos la oportunidad de insertarnos en la sociedad y ser útiles. A mí el hecho de tener el negocio en la casa me da la posibilidad de combinarlo con el cuidado de mi mamá longeva. De otra manera, sería imposible hacerlo.

Yolanda creció en un ambiente musical. Aprendió a cantar con su padre quien, además, era músico, tocaba el piano y la guitarra, instrumento que también confeccionaba. Pero el aliento de esa formación artística no abandona el desempeño actual de esta cienfueguera. “Trabajo con música, sobre todo la clásica, mi preferida. De lo contrario, no puedo concentrarme”, argumenta.

¿Satisfecha?

“Sí. No es mi realización espiritual como lo era el canto, que representaba mi vida, cuanto me hacía soñar a pesar de las exigencias. No es así ahora, mi actual labor es mucho más material que espiritual, pero me da orgullo alcanzar metas altamente difíciles”.