Los adversos efectos de un bocado suave


By Yudith Madrazo Sosa

Ya lo dijo el sabio Salomón: “Las palabras del

Las habladurías no son buenas ni para quien las hace ni para la víctima de ellas

chismoso son como bocados suaves y penetran hasta las entrañas”. Con ese proverbio, resumió el antiguo rey de Israel una actitud humana de nefastas consecuencias y con no pocos seguidores dentro de la sociedad. ¿Quién no conoce en su entorno a un individuo célebre por dedicarse al chisme?
Definido por el Diccionario de la Lengua Española como “murmuración, cuento sobre alguna noticia verdadera o falsa para dañar a alguien”, en su primera acepción; y también como sinónimo de bolada, enredo, historia, cuento, hablado, eco, este proceder provoca en las personas objetos del mismo un efecto mucho más devastador de lo que puede pensarse.
Similar significado al anterior propone el tesoro de la Real Academia Española de la Lengua, según el cual chisme es una “noticia verdadera o falsa, o comentario con el que generalmente se pretende indisponer a unas personas con otras o se murmura de alguna”.
Quizás ahora mismo acudan a su mente nombres de algunos de esos que asumen la condición de cizañas en la comunidad, murmuran sin reparos de sus semejantes, inventan historias, siembran discordia y enemistad. No olvide a Salomón: el chisme es un bocado suave. Casi todos en algún momento de nuestra vida probamos de él. Se presenta atractivo, apetecible. Pero hay quienes se deleitan tanto que lo convierte en adicción.
No es difícil reconocer a este grupo. A ellos les sobra el tiempo para hurgar en la vida ajena; no así para resolver los conflictos de la propia. Hacen preguntas al derecho y al revés hasta encontrar la respuesta deseada. Se acercan a usted con apariencia de amigos confiables, hasta le abren una ventana a su intimidad con tal de conocer los más escondidos detalles de su individualidad. Y no están solos, manejan un singular sistema de información. Muchos, ni siquiera necesitan salir de sus casas para enterarse de todo cuanto ocurre en el barrio.
El chismoso da por sentado lo que imagina, establece como real lo aparente. Siente placer en despotricar de los demás. No se sacia de inventar ni de querer conocer los pormenores de la existencia de sus semejantes: a qué hora sale o regresa, con quién se reúne, qué compra, cuánto gana, para luego divulgarlo.
Para él una misma persona puede ser buena o mala, inteligente o tonta, acaudalada o paupérrima, depende de si son los alisios o los vientos del norte los que soplan en los predios de sus conjeturas, y de qué sentimientos les susciten los aludidos en ese momento.
Por causa de esos comentarios perniciosos, muchas parejas dejan de serlo, vecinos se pelean entre sí, se dividen hasta los mejores amigos, un trabajador se enfada con otro, o se despiertan las más encendidas contiendas.
Es menester recordar que el chisme atenta contra la imagen o la integridad de una persona, descubre secretos, destruye hogares y arruina vidas. Alguien expresó que volaba en las alas del viento. Tal es el alcance de sus desastrosos efectos.
¿Cómo cortar esos boababs de la sociedad? Lo primero, creo yo, sería no escuchar la murmuración y evitar repetir el gesto. Evadir los comentarios negativos sobre alguien cuando éste no está presente. También es necesario reconocer que cualquiera de nosotros puede ser blanco de las críticas y las murmuraciones. ¿Quién se atreve a desmentir las palabras de Diderot cuando expresó: “El que chismorrea contigo de los defectos ajenos, chismorreará con otro de los tuyos”?
Coincidirá usted conmigo en que las habladurías no son buenas ni para quien las hace ni para la víctima de ellas. Desterremos pues, ese mal de nuestro entorno. Al evitarlo, contribuiremos a la construcción de una sociedad más sana, relaciones más estables y a desarrollarnos como seres humanos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s