Don de amor y responsabilidad


By Yudith Madrazo Sosa

¿Qué significa ser padre? Te preguntaron un día y no pudiste contestar. Pasado el tiempo, cuando tuviste la certeza del embarazo de tu esposa, dos sentimientos afloraron en tu interior: una alegría jamás sentida y el inmenso temor de no estar preparado para la más gratificante y desafiante tarea que un hombre pueda asumir.

Supiste lo que representaba ser papá cuando sentiste los movimientos del bebé en el vientre de la madre; cuando esperaste con ansiedad el resultado satisfactorio de cada examen; cuando escuchaste su primer llanto tras el alumbramiento y lo acunaste en tus brazos, con una mezcla de torpeza y amor.

Aprendiste las primeras lecciones de una carrera que no estudiaste y de la que nunca te graduarás al verlo crecer; al sentir que no te alcanzaban las horas para el sueño; mientras lo paseabas o lo distraías y aliviabas así el trabajo de mamá; al verte gratificado con el balbuceo de tu apelativo; al correr en la noche a socorrerlo con su primera medicina…

Luego, mediste la inmensidad de ese regalo cuando te desafió con preguntas sin respuesta; lo acompañaste a la escuela y le enseñaste a dar y recibir; cuando llegó a la adolescencia y, aunque no querías dejarlo sólo, escapaba de ti en busca de su propio mundo; cuando se hizo joven y prefirió otras compañías y lo aceptabas con resignación porque comprendías que de la misma manera actuaste en tu momento.

Un día, también a él le llegó la hora de igualarse a ti y tener sus propios hijos. Entonces quisiste aconsejarle, no obstante saber que para tal empeño no existen libros ni tratados.

Le ofreciste tu ejemplo: una lección vívida de amor y entrega, pero también de yerros. No fuiste perfecto. No siempre te esforzaste para encontrar el tiempo que te reclamaba; y en algunos momentos difíciles fallaste en mostrarte paciente o comprensivo. El dolor te embargó más de una vez por tus excesos, por querer amputar sus alas en el desatino de ampararlo demasiado o protegerlo de otros egoísmos.

¿Qué significa ser padre? Regresa la pregunta a la vuelta de la vida, cuando más de una generación ha provenido de ti. Y ahora sabes ¡cómo lo sabes! que no hay don que demande más amor, responsabilidad y denuedo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s