Rutas de amistad entre Cuba y Estados Unidos


Los miembros de la brigada participaron en labores agrícolas en Cienfuegos

No existen muros infranqueables cuando la amistad decide abrirse paso, hace a un lado las falacias y busca la verdad con mente liberada y corazón franco. Así lo entendieron los 31 miembros del 43 Contingente de la Brigada de Solidaridad Venceremos, procedente de los Estados Unidos, cuando decidieron sumarse a un nuevo peregrinar hacia Cuba por la mistad y el entendimiento entre ambos países.

Arribaron a Cienfuegos para cumplir aquí un intenso programa, aderezado con las muestras de concordia, asombro y elogio de su parte ante cuanto vieron y comprobaron durante la jornada. Muchos viajaron por primera vez alentados por la curiosidad. Otros, en cambio, no hallaron mejor excusa que replicar enriquecedoras vivencias anteriores.

Para Malcolm Sacks, de 22 años, venir a la Isla representa casi una tradición familiar. Lo hizo de manera inicial hace alrededor de un lustro, cuando resolvió transitar un camino recorrido antes por sus padres y su hermana. “Provengo de una familia políticamente muy activa, militante de la izquierda estadounidense. Por eso tenía el sueño del paraíso socialista cubano y quería constatar esa realidad. Este es un bello país, de gente muy amable. Tienen problemas y contradicciones, claro, pero palpo un compromiso muy humanista y eso resulta una inspiración para mí”, declaró. A su modo de ver, tales acciones de respaldo contribuyen a despertar la consciencia del pueblo norteamericano sobre el imperativo de levantar el bloqueo.

This slideshow requires JavaScript.

De similar parecer dio muestras Miguel Rodríguez, otro de los brigadistas. “Había oído antes de Cuba, pero solo los estereotipos negativos, que en mi opinión se deben a la falta de comunicación entre ambas territorios. Del exterior, y sobre todo en una ciudad tan agitada como Nueva York, cuanto oyes son aseveraciones mordaces. Así que llegar aquí, realizar labores agrícolas, conversar con la gente sobre su estilo de vida o sus problemas te permite una mejor comprensión de la existencia aquí.

“Una de las razones por las que viajé fue conocer más acerca de los Cinco cubanos prisioneros en mi país. Ya había escuchado sobre ellos y participado en iniciativas a su favor, pero quería ahondar sobre el caso desde su tierra natal”, expresó.

Según su opinión, para derribar el bloque se necesita educar a fondo a los ciudadanos estadounidenses al respecto. “Luego desafiar nuestro sistema político, las leyes de nuestro gobierno federal y estadual con acciones como estas”, subrayó.

Saeed Singletary también recorre por vez primera la nación caribeña, impulsada por su curiosidad natural. “Como parte de la brigada desempeñamos actividades alejadas de la rutina turística y eso nos permite percibir el país como en realidad es, lo que hacen día a día. Las personas son simpáticas, las comidas frescas y el paisaje encantador. El contraste entre la arquitectura y la bahía cienfuegueras es fuerte y hermoso y pienso que tiene similitud con el vigor, el espíritu del pueblo.

“A mi regreso a los Estados Unidos pienso contarles a todos sobre el viaje, publicarlo en las redes sociales. Hay mucho que asimilar, pues existe un vacío enorme, gigantesco, entre cuanto se divulga allá y lo experimentado aquí. Constatamos que la sociedad funciona bien y los cubanos son como cualquier persona en cualquier parte del mundo”, aseveró.

Quizás por tratarse de un estudiante de Medicina, para Sekani Rodellant lo más impresionante de Cuba es la distancia enorme existente entre su programa de Salud y el norteamericano. “Es triste ver cómo en mi tierra el sistema sanitario se ha convertido en un elemento muy capitalista, diseñado para obtener ganancias en detrimento del bienestar de los pacientes. Quisiera que un mayor número de americanos pudieran percibir cómo funciona acá y así forzar al gobierno a realizar cambios sustanciales”, afirmó y anunció sus intenciones de regresar hacia 2013 para continuar su carrrera aquí.

Malcolm, Saeed, Miguel, Sekani, junto al resto del grupo, unen sus voces en un concierto que habla de cuánto puede hacerse cuando la hermandad y la comprensión anidan  en el pensamiento de quienes buscan la paz y la solidaridad entre las patrias de Lincoln y Martí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s