Monthly Archives: May 2013

Día Mundial sin Tabaco: el hábito que nos fuma


By Yudith Madrazo Sosa

Siempre he aplaudido la existencia, desde 1987, de un Día destinado a poner c9450-ley-tabaquismo1fin a la epidemia del tabaquismo, si bien en muchas ocasiones he dudado sobre la validez de tales observancias. Aplaudo los esfuerzos e iniciativas que autoridades sanitarias en todo el orbe desbordan a favor de la investigación y la difusión sobre los efectos para la salud humana de este hábito, pues tengamos conciencia de ello o no, el tabaco “nos fuma”, sin reparar en edad, sexo o estrato social.

Las cifras resultan elocuentes: dicha toxicomanía mata cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600 mil son no fumadoras, pero mueren por respirar humo ajeno. De no actuar con celeridad, alertan los expertos, la epidemia causará el deceso de más de 8 millones de hombres y  mujeres hacia 2030.

Ya pocos lo ignoran: el consumo de tabaco constituye uno de los principales factores de riesgo de varias dolencias crónicas como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. No obstante, la costumbre de fumar continúa extendida por todos los países y alcanza a una cifra cada vez mayor de jóvenes. Continue reading Día Mundial sin Tabaco: el hábito que nos fuma

Salario: panorama complejo en un mundo en crisis


Como resulta previsible, la crisis económica que sacude al orbe tiene un serio A-gritor-y-con-carteles-estos-trabajadores-abogan-por-un-mejor-salario-JOHN-J-KIM-CTimpacto sobre el crecimiento salarial y, por consiguiente, el bienestar de los trabajadores. Según datos de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), tal indicador ha decaído en las naciones desarrolladas, pero aumenta en los países emergentes.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre Salarios 2012/2013, existen grandes diferencias entre países y regiones. Mientras que las remuneraciones experimentaron una doble caída en las economías avanzadas, se mantuvieron positivas en América Latina y el Caribe, África y sobre todo Asia.

Pero los contrastes no se dan tan solo en las regiones, pues aun cuando los ingresos aumentaron significativamente en las economías emergentes, los niveles salariales aquí continúan por debajo.

Según reseña el documento de la OIT, en Filipinas, por ejemplo, un trabajador del sector manufacturero llevaba en 2010 alrededor de 1, 40 USD (Dólar Estadounidense) por cada hora trabajada. En Brasil, la remuneración directa por hora en igual rama era de 5,40 USD; en Grecia, de 13,00 USD; en los Estados Unidos, 23,30; y en Dinamarca, 34,80.

Otra paradoja en los índices salariales se da en la productividad, pues entre 1999 y 2011 esta categoría en las naciones ricas aumentó el doble que los salarios promedio. Continue reading Salario: panorama complejo en un mundo en crisis

Puertas entreabiertas


By Yudith Madrazp Sosa

Innumerables puertas se alzan en el recorrido de nuestra existencia. Unas se

Tamara, hoy una joven de 18 años, vive feliz en el Hogar de Niños sin Amparo Familiar
Tamara, hoy una joven de 18 años, vive feliz en el Hogar de Niños sin Amparo Familiar. La foto fue tomada en 2006.

hallan abiertas, francas, en clara invitación a continuar viaje hacia el lugar deseado. Otras se cierran con hermetismo, mas casi siempre sabe el peregrino cómo y dónde hallar la llave que la hace ceder. El desconcierto aparece, en cambio, cuando encuentra puertas entreabiertas: no del todo cerradas, no del todo accesibles. ¿Pasar sin medir las consecuencias? ¿Esperar por un permiso? Difícil resulta decidir.

Así ocurre con frecuencia a los profesionales de la Prensa. En no pocas ocasiones nuestro intento por acceder a ciertas fuentes de información se ve obstaculizado por algunos de tales pórticos.

“Ustedes no tienen las puertas cerradas. Pueden venir y hacer su trabajo, solo necesitan solicitar un permiso a la dirección provincial de Educación”. Con tal frase justificó, hace poco, la directora del Hogar de Niños sin Amparo Familiar su negativa al acceso de periodistas al centro. Habíamos llegado para dar cobertura a un encuentro coordinado allí por la FMC en ocasión del Día Internacional de las Familias. Continue reading Puertas entreabiertas

Día de África: oda al continente olvidado


By Yudith Madrazo Sosa

Africa Diverso, plural, pletórico de riquezas naturales, habitado por pueblos alegres, creativos y de suma vitalidad, África continúa invitando al resto de los continentes al acercamiento y al diálogo. Olvidado durante siglos, saqueado por aquellos que lo han dejado en penurias a pesar de ser tan rico, representa una enorme extensión territorial a la cual hemos de mirar con reverencia, pues toda la humanidad tiene una deuda de gratitud con el llamado “continente negro”.

Cada 25 de mayo se celebra el Día de África. La fecha marca el aniversario de la fundación de la Organización de la Unidad Africana (hoy Unión Africana), la cual ha sido, a lo largo de cinco décadas, la voz de esta tierra en el escenario internacional y un factor activo en su avance hacia la paz y el progreso.

Tercer continente del orbe por su extensión -comprende 53 países más los territorios del Sáhara- , con una población de cerca de 936 millones de personas, el mosaico de belleza y color que representa África todavía se duele de la indigencia, los conflictos bélicos, el SIDA, la inseguridad alimentaria y otros males. Continue reading Día de África: oda al continente olvidado

La madre que habita en mí


By Yudith MADRAZO SOSA

La madre que habita en mí no conoce de dolores de parto, ni de esa alegría 20130331JCD_inenarrable que sucede a la desconcertante punzada del alumbramiento. No ha experimentado jamás la desazón ante la certeza de que su semilla tiene prisa en brotar a la luz, o el temor de que no venga arropada en la cuestionable perfección convencional.

La madre que habita en mí solo lo ha sido a ratos, cuando le ha tocado actuar su papel en escenarios prestados y con libretos robados a otras madres, bien que, según dicen, ninguna tiene el libro mágico para desdoblarse a la perfección.

La madre que habita en mí ignora la dicha de sentir cómo crece otra vida dentro de su vida, y no tiene más vivencia en eso de amamantar que aquel instante raro y fugaz en que la boca de un bebé, ciego de apetito, se apoderó de su pezón vacío.

Sin embargo, también ha estrujado sus manos para dejar como la cal los pañales infantiles; también ha dormido a medias cuando sabe que un pequeño de “los suyos” está enfermo; ha enloquecido de ansiedad mientras espera a que los paños de agua fresca dobleguen a la fiebre altísima; ha gritado de amorosa furia cuando ve en peligro a los juguetones nenés; y se ha desbordado de sano orgullo al constatar sus progresos y ocurrencias. Continue reading La madre que habita en mí

En el vacío de la desprotección


By Yudith Madrazo Sosa

Desencanto, enfado, desaliento, animosidad, desamparo…no sabría escoger

Las unidades estatales, incluso aquellas que operan en divisa, encuentran un fuerte émulo en los puestos operados por los llamados cuentapropistas.
Las unidades estatales, incluso aquellas que operan en divisa, encuentran un fuerte émulo en los puestos operados por los llamados cuentapropistas.

con  cual de estos vocablos describir mejor mi estado de ánimo cuando constaté que, otra vez, había caído al precipicio de uno de los desafueros más comunes en el entramado comercial cubano: la compra de artículos de pésima calidad a precios exorbitantes.

Escojo una experiencia personal para retomar el asunto -harto tratado en la prensa nacional- pues, por desventura, mi caso no es la excepción sino la regla de un fenómeno al cual parecemos adictos.

Hace alrededor de cinco semanas adquirí en el centro El Topacio, perteneciente a la cadena de tiendas de ARTEX, un bolso por más de 20 CUC, cifra superior al salario que devengo cada mes.

Decidí comprar dicho artículo porque su diseño se adecuaba a mis exigencias, al confluir en  él, armoniosamente, lo útil y lo agradable. Pero la alegría por la adquisición, cual en la casa del pobre según el refranero popular, duró bien poco. Pasadas tres semanas, la cartera destinada en mis ilusiones a durar, al menos, un año, dio las primeras señales de un deterioro irremediable: la piel se vuelve jirones ante el mínimo roce. Continue reading En el vacío de la desprotección