Día Mundial sin Tabaco: el hábito que nos fuma


By Yudith Madrazo Sosa

Siempre he aplaudido la existencia, desde 1987, de un Día destinado a poner c9450-ley-tabaquismo1fin a la epidemia del tabaquismo, si bien en muchas ocasiones he dudado sobre la validez de tales observancias. Aplaudo los esfuerzos e iniciativas que autoridades sanitarias en todo el orbe desbordan a favor de la investigación y la difusión sobre los efectos para la salud humana de este hábito, pues tengamos conciencia de ello o no, el tabaco “nos fuma”, sin reparar en edad, sexo o estrato social.

Las cifras resultan elocuentes: dicha toxicomanía mata cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600 mil son no fumadoras, pero mueren por respirar humo ajeno. De no actuar con celeridad, alertan los expertos, la epidemia causará el deceso de más de 8 millones de hombres y  mujeres hacia 2030.

Ya pocos lo ignoran: el consumo de tabaco constituye uno de los principales factores de riesgo de varias dolencias crónicas como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. No obstante, la costumbre de fumar continúa extendida por todos los países y alcanza a una cifra cada vez mayor de jóvenes.

Varias naciones, entre ellas Cuba, disponen de leyes encaminadas a restringir la publicidad del tabaco, regular quién puede comprarlo y consumirlo, y dónde está permitido fumar. Además, el sistema de Salud en la Mayor de las Antillas garantiza servicios de deshabituación a quienes desean liberarse de su dependencia a la nicotina.

Sin embargo, duele ver cómo a pesar de las reglas y las buenas intenciones todavía muchos espacios públicos (ómnibus, bares, cafeterías, oficinas…) se inundan de la perniciosa humareda, aun cuando se conoce su perjuicio tanto a quien la desprende como a quien la inhala de segunda mano. En el humo de tabaco, arrojan diferentes estudios, hay unos 4 mil productos químicos conocidos, de los cuales como mínimo 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos. ¿Sobran o no razones para huir de él?

También abruma constar la alta incidencia en la población de enfermedades no transmisibles relacionadas con el tabaquismo. No olvidemos que Cienfuegos figura entre las provincias del país con mayor prevalencia de cáncer.

¿Se habrá hecho lo suficiente? De acuerdo con el tema lanzado por la Organización Mundial de la Salud para este 31 de mayo, una de las urgencias actuales radica en la prohibición de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco. A tenor con esta idea, dicho organismo ha trazado como política incluir en los paquetes de cigarrillos advertencias gráficas, en especial ilustradas, sobre el daño del tabaco, con la finalidad de disuadir a los posibles consumidores de efectuar el acto.

Los estudios llevados a cabo tras implantarse las advertencias gráficas en naciones como Brasil, Canadá, Singapur y Tailandia muestran cómo tales admoniciones fomentan de manera considerable la toma de conciencia de la población acerca de los peligros del tabaquismo.

Las informaciones textuales y con imágenes impactantes causan una disminución del número de adolescentes iniciados en el hábito, mientras aumenta la cifra de fumadores dispuestos a dejar la práctica.

Lo más preocupante del fenómeno radica en la existencia de un período largo de tiempo entre el momento cuando la gente comienza a consumir tabaco y la aparición de problemas de salud. Ello lleva a los expertos a afirmar que el azote de enfermedades y muertes relacionadas con dicha toxicomanía solo acaba de comenzar.

Por tales razones, el Día Mundial sin Tabaco ha de servirnos para tomar conciencia sobre las dimensiones y la naturaleza de la epidemia del tabaquismo. Deviene momento idóneo para hacer ver a los fumadores que resulta posible deshabituarse de la adicción y otorgarles los servicios necesarios para lograrlo. Representa una oportunidad para propiciar una vigilancia constante y eficaz, lo cual permitirá reducir el alcance del extendido mal.

One thought on “Día Mundial sin Tabaco: el hábito que nos fuma

  1. Muy interesante!! Hay que difundir mas informacion sobre los otros problemas medicos que el tabaco puede traer consigo a nuestra salud. Comento de manera corta, fumadora por mas de 25 años y la mayor preocupacion era “Los pulmones”, pero ha pasado 48 meses y he descubierto que no tengo problemas a los pulmones, pero si tengo placa en las arterias de mis piernas–que????— si, no es mucha pero es algo que ya no tiene mucha solucion, produce problemas circulatorios y muchos otros agravantes para la salud. Es importante que todos podamos entender que hay ciertas cosas que definitivamentente destruiran tu salud, tal vez no ahora , no en los años de juventud, pero en los de cuando estes adulto, o mas viejo aun, y ahi es cuando todo cambia de color y vienen los arrepentimientos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s