Una Heroína apasionada del trabajo


DSC_6245  No hacen falta colosales batallas para arroparse en la piel del heroísmo. Algunos hombres y mujeres lo alcanzan con su obra diaria, cuando la realizan  con generosidad, efusión y la mirada puesta en el bienestar ajeno. Así sucede con la Doctora Gloria Lara Calderín, recientemente galardonada con el Título Honorífico de Heroína del Trabajo.

Especialista de primer grado en Medicina Interna y de segundo en Medicina General Integral, con 38 años de labor ininterrumpida, la facultativa tiene el beneplácito de ser, hasta ahora, la única mujer de Cienfuegos en alcanzar la prestigiosa condecoración. La “estrella dorada” corona su palmarés, donde figuran además las órdenes Lázaro Peña, otorgadas por el movimiento sindical, junto a otros lauros.

“Recibir este Título ha sido demasiado emocionante para mí. Jamás lo imaginé. Soy  muy apasionada por mi trabajo y aunque ya tenía las otras medallas, no esperaba esto. Cuando mi esposo me avisó que lo había obtenido, comencé a llorar. No lo creía”, expresa la galena.

Las llamadas de su hijo desde Brasil, donde colabora como médico, junto a la lluvia de felicitaciones de parte de antiguos alumnos, añadieron a esas lágrimas, nacidas de la humildad, alejadas de vanagloria.

  ¿Se siente satisfecha con lo logrado hasta ahora?

   “Sí, pero creo que debo seguir haciendo mucho más. En ese empeño, la familia me ha ayudado sobremanera. Si no fuera por ellos hubiera sido difícil llegar a estos resultados”.

¿Cuáles considera los momentos más significativos de su vida laboral?

   “Cuando me gradué de médico, el 22 de diciembre de 1975, precisamente la misma fecha del Primer Congreso del Partido. Para mi ese fue un gran día. Otro instante especial llega cada vez que salvo un pie a un diabético. ¡Para mí es algo tan importante….! Mi padre fue diabético y estuvo 15 años padeciendo de una extremidad que nunca pude curar. Sin embargo, hoy yo aplico el Heberprot y resulta gratificante ver la mejoría de los pacientes”.

Su hoja de servicios incluye la incursión en el ámbito investigativo, reconocido varias veces por la Asociación Nacional de Investigadores y Racionalizadores (ANIR). ¿Cuáles han sido sus principales resultados en este frente?

“La Consulta de Atención al Diabético, pues a través de ella se evitan ingresos hospitalarios al paciente y mejora su calidad de vida. Este trabajo ha dado cuantiosos aportes económicos al país, al lograr el ahorro de 43 mil 387 pesos”.

El estudio sobre el Cáncer y su incidencia sobre la población cienfueguera ocupa también las horas de la doctora Lara Calderín. Como coordinadora del Grupo de Control del Cáncer en su área de salud exhibe logros  en la pesquisa activa de las personas con riesgos y en el diagnóstico precoz a pacientes con Cáncer de Pulmón, Colon, Próstata, Cérvico-uterino y  de Mama, por lo cual la ha reconocido el Centro de Ingeniería Genética y Biomolecular.

En su opinión, ¿cuáles son las cualidades que deben definir  a un joven aspirante a convertirse en médico?

   “La responsabilidad y la consagración al trabajo. El médico no tiene horario, siempre ha de estar dispuesto a atender a sus pacientes, ellos son  nuestra prioridad. Quien se inicie en estos caminos necesita tener conciencia de ello”.

¿Tiene algún imposible?

   “Me siento una persona feliz y si me veo así es porque creo haber logrado todo. Tengo una familia bien constituida, cuento con el respeto y cariño de mis compañeros de trabajo, no solo con los colegas sino también con el resto del colectivo”.

La Heroína del Trabajo cienfueguera ha participado en diversos eventos nacionales e internacionales como el  XVI Congreso Latinoamericano de Nutrición,  el encuentro Pedagogía 2013 y el V Encuentro Hispano-Cubano en Ciencias de la Salud 2013.

De niña,  mientras vislumbraba su futuro, jamás se vio ataviada con la bata blanca inherente a los de su profesión. Mas, por seguir la sugerencia del padre, fue infiel a su vocación primera, la de maestra, para echar a andar el camino pavimentado por Galeno e Hipócrates.

No se equivocó. Hoy Gloria Lara se cuenta entre esos facultativos paradigmáticos, a quienes sorprende el sol en la consulta y reciben como honorario la sonrisa de satisfacción de los pacientes. Lo mejor, puede combinar sus funciones médicas con la docencia y cristalizar así su antiguo sueño.

¿Cómo se definiría a sí misma?

   “Como una mujer amante del trabajo y de la casa”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s