El poder de la conexión


Sala de navegacion en Cienfuegos, Cuba.
Sala de navegacion en Cienfuegos, Cuba.

Algunos cubanos y cubanas vislumbran ya, por fin, las primeras luces que poco a poco desplazan la oscuridad infocomunicacional bajo la cual han vivido. El servicio Nauta en diferentes salas de navegación y el más reciente, de Wi-Fi, comienzan a quitar el cariz de privilegio de unos cuantos a la navegación por la red de redes en Cuba. Basta con ver la creciente afluencia de personas a tales espacios para constatar cómo, pese a los precios todavía altos, hombres y mujeres acuden a ellos con el ánimo de saciar la sed de conexión acumulada por años.

Sin embargo, todavía quedan innumerables escollos por sortear en virtud de lograr aquí una utilización universal (que abarque a todas las personas, en todas partes) de la web y otras prestaciones en el campo de las Tecnologías de la Informática y las Telecomunicaciones (TICs). Resultaría insensato olvidar el peso del bloqueo impuesto por los Estados Unidos a la nación, o el lastre que significan las desfavorables circunstancias económicas de la Isla para el desarrollo de las TICs. La creación de la infraestructura y la inversión en el sector se han visto entorpecidas por esos factores.

De acuerdo con la periodista e investigadora Milena Recio, el nuestro se ubica entre los países peor conectados de América Latina. “Más del 75 por ciento de la población todavía no ha tenido contacto directo o frecuente con Internet, y un número considerable ni siquiera ha podido ser usuario de redes nacionales que faciliten información y servicios fundamentales”, explica en un trabajo publicado en Crítica y Emancipación, Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales de la CLACSO (Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales).

Dadas las exigencias del presente, no puede pensarse en una sociedad próspera sin que los individuos que la componen tengan acceso pleno a la web. Porque Internet es mucho más que enviar un correo electrónico o chatear con un amigo al otro lado del mundo. Representa la posibilidad de acceder a información, intercambiar conocimientos con tus pares dentro y fuera de tu país, establecer relaciones comerciales, ofrecer y buscar empleo, conocer la disponibilidad de un producto en la red comercial o de un medicamento en las farmacias, realizar operaciones bancarias, hacer la reservación para un hotel o comprar un boleto de avión, por solo citar algunas ventajas.

Sucede así en las naciones mejor conectadas, y habrá de ocurrir en esta en un futuro no lejano, so pena de anquilosarse en sus aspiraciones de progreso en un mundo cada vez más interconectado.

Sí, damos pasos adelante. Cualquiera con solvencia para ello puede ahora comunicarse con su amigo o familiar desde una sala de navegación, en el lobby de un hotel o en un parque, gracias a Wi-Fi. ¿Es suficiente? Conocemos la respuesta y sabemos también cuán grandes desafíos tienen ante sí los decisores en el camino hacia la plena informatización de la sociedad.

Pues en el acceso a Internet, no todos los sectores gozan de la misma suerte. Algunos han quedado fuera de dicho servicio, no obstante la importancia que encierra para promover su desarrollo económico, cultural e intelectual. Si bien se ha anunciado su arranque, queda como asignatura pendiente en centros educacionales de las enseñanzas primaria y secundaria, sin olvidar otras esferas donde los usuarios han de contentarse con una mera conexión a intranet.

“Las condiciones de escasa conectividad incrementaron las desigualdades infocomunicacionales preexistentes: puede hablarse de usuarios directos, indirectos y de desconectados. (…) La población en desventaja socioeconómica padece también una desventaja infocomunicacional”, expresa Recio.

Dificultades tienen, además, quienes viven en diversas zonas del país, alejadas de las ciudades, donde todavía no se logra una penetración total de la telefonía fija residencial. Aun cuando ciertos pobladores (empleados del sector privado, campesinos, receptores de remesas) tuvieran los medios económicos para sufragar las tarifas, ¿podrían disfrutar del servicio de concretarse la ansiada conexión en las viviendas?

El tópico de las TICs fue uno de los primeros puestos sobre el tapete en el proceso de restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Sin dudas, la posibilidad de que la Isla pueda acceder a ese mercado para adquirir los medios necesarios daría un impulso inestimable a la informatización del país. Entonces correspondería a los administradores nacionales velar porque el acceso a Internet sea un derecho disfrutable por todos y el poder de la conexión toque cada punto del archipiélago.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s